Aquí estoy, inmerso en el mundo de los videojuegos. Mientras recorro la decoración de este apartamento, me remonto a mi infancia. Incluso hay una hucha con forma de máquina recreativa, un despertador con la forma de un famoso robot, relojes de pared con forma de reloj de pulsera…

Nunca me cansaré de esta década.