En un enorme valle lleno de verdor, las vacas pastan. El sol está alto en el cielo, y me dan ganas de correr y revolcarme entre las flores silvestres; respirar el agradable aroma de la naturaleza.

Cierre los ojos, ¿oye el zumbido de las abejas?